Las razones de nuestro temor a la soledad

Las razones de nuestro temor a la soledad

Las razones de nuestro temor a la soledad

Al ser seres que vivimos en sociedad, la necesidad de estar siempre con gente se hace imperiosa, pese a que muchas veces queremos nuestro espacio y simplemente no ser molestado. La soledad es uno de los males de nuestros tiempos, ya que la tecnología, aunque ha dado paso a nuevas e interesantes formas de comunicarnos, parece alienarnos cada vez más, dejando la necesidad de verse para hablar algo un poco de lado.

El miedo a morir solos se toma cada vez más el interior de las personas, ya que nos vemos enfrentados a una sociedad rápida, instantánea y muchas veces plástica. Pero si nosotros somos los que hemos creado esta sociedad de consumo alienante ¿por qué sigue dándonos miedo es estar solos? Muy simple, porque estamos hechos para compartir con otros, para cooperar con los demás, para acariciar, besar, amar a otro.

La soledad no es algo malo, tampoco terrible, pero muchas personas lo consideran así, sobre todo cuando miran la vida de otra persona, considerando inconcebible que alguien decida estar solo sin una pareja. Podemos estar perfectamente a solas y tener amor en nuestra vida, pero las personas no logran ver esto así, ya que siempre piensan que la capa fundamental del amor es la pareja. ¿Cómo poder enfrentar, entonces, la soledad?

Enfrentado la soledad.
No confundir la soledad con el estar sin pareja puede ser la forma más sencilla de enfrentar el hecho de estar solos, ya que así nos damos cuenta que quizás nuestra tristeza al estar solos, no radica en una falta de pareja, sino en la falta de amigos y familia debido a una incapacidad para sociabilizar con las personas que pasan por nuestra vida. Pero si parece ser una decisión propia ¿Por qué tenemos miedo a la soledad? ¿Cómo podemos evitar el miedo?

La soledad como enemiga. La vemos como un adversario, algo a vencer, no como una oportunidad de crecer, de decidir, de conocernos y desde ahí partir a construir nuestro mundo para luego poderlo compartir con otro.

El futuro como oportunidad. Ver nuestro futuro como una oportunidad para mejorar y como algo auspicioso para nuestra vida puede ser una forma de comenzar a ver la soledad como un momento propicio para comenzar a crecer.

Haz actividades que te enriquezcan. Cuando estamos solos es el momento perfecto para hacer todo lo que nos gusta, pero también para encontrar nuevos placeres, el asistir a un evento cultural, apreciar el arte, leer, son todas formas de aceptar la soledad como una forma de conocerte y enriquecerte.

El contacto con los demás como necesidad. Darte cuenta que las personas que te rodean no son una necesidad, sino personas que quieres de verdad y que aportan algo a tu vida así como también tú a la de ellos, es fundamental. Busca los detalles que hacen que esas personas sean invaluables para ti.

Alimenta tus sueños. Tener ilusiones en la vida es necesario y a la vez es una forma de entender que estar solos nos puede dar el impulso para lograr lo que queremos sin tener que responder a otros, eso te dará carácter y te hará entender que la vida es solo un cúmulo de experiencias que debemos pasar, la soledad también es una de ellas.

Compatibilidad de signos


Compatibilidad de signos

Seleccione los signos

Tu signo:
Signo de tu pareja:

También te puede interesar