Qué me produce el pensamiento negativo

Compartir:

Qué me produce el pensamiento negativo

Qué me produce el pensamiento negativo

El pensamiento negativo de seguro no trae nada bueno para nuestra vida en general. Día a día muchas personas están bombardeando su mente con pensamientos que en nada aportan al camino que están construyendo. Los factores externos muchas veces son determinantes para dejar entrar los pensamientos negativos, como por ejemplo si alguien te dice que no deberías usar un tipo de ropa, lo primero que viene a la mente es que estás mal físicamente y que no deberías quizás ni siquiera salir de casa.

Durante la época de la adolescencia y también en la infancia, los niños repiten mucho el comportamiento de sus padres, si la madre o el padre viven preocupados de otras cosas y nunca potencian sus talentos, entonces en la mente de u n niño pueden crearse pensamientos negativos sobre su persona. Así mismo, dentro de un colegio es muy común ver que hay niños o adolescentes muy duros con otros, tratando de siempre opacar al resto o aprovecharse del más débil. Todo eso va produciendo que en la persona comiencen a gestarse pensamientos negativos y una tendencia a creer que uno no es capaz de sortear las dificultades de la vida, por falta de inteligencia, fuerza, belleza, entre otros. Pero ¿Qué nos produce realmente el pensar de manera negativa?

Consecuencias de un pensamiento negativo. Las causas de un pensamiento negativo son muchas, así como también sus posteriores consecuencias. Una de las más grandes de todas es el hecho de que veremos muchas oportunidades escapar de nuestras manos solo porque no pudimos centrarnos en nuestras fortalezas y comenzamos a darle espacio a todo lo que tenemos en contra, desde una falta de habilidad para algo determinado hasta lo factores externos que nos hacen decaer.

Las puertas no se abrirán ante ti. Es decir, perderás oportunidades valiosas solo por no ser capaz de ver lo bueno que tienes y que todo lo que deseas el posible si de verdad te esfuerzas por ello. Recuerda siempre que tener un pensamiento positivo no tiene que ver con andar con una sonrisa todo el día, sino el potenciar tus talentos y darle cabida a los sueños dentro de tu vida como una posibilidad real y no solo como una fantasía.

La soledad. Otra de las consecuencias de un pensamiento negativo es la temida soledad, el mal de nuestros tiempos. Lo negativo nos produce miedo, lo que contagiará también a nuestra capacidad para poder relacionarnos con otros. Desde dejar de tener amigos hasta no conseguir formar una relación, todo eso puede provocarnos pensar de manera negativa.

Inferioridad. Este es uno de los puntos más tristes dentro de las consecuencias de pensar de mala forma, ya que siempre estaremos a alero de los demás, no tendremos nuestra propia voz y siempre miraremos para el lado pensando que el pasto es más verde en el hogar del vecino, siendo incapaces de mirar lo bueno de nuestra vida.

Depresión. El pensar negativo nos hace no obtener lo que queremos y como consecuencia de ello podría venir un desgano general que podría llevarte incluso a no querer hacer nada para mejorar.

Estrés. El llanto y los episodios de ansiedad podrían venir ya que al no conseguir lo que quieres, tendrás un duro momento.

Es mejor pensar positivo, si algo no resulta ahora, lo hará en el futuro, mientras te esfuerces y quieras mejorar siempre, todo estará bien, confía en ti mismo.

Compartir:

Compatibilidad de signos

Compatibilidad de signos

Seleccione los signos

Tu signo:
Signo de tu pareja:
También te puede interesar